jueves, 13 de marzo de 2008



Como profesor de EF y a la vez especialista en inglés, me he sumado (aunque con bastante recelo con la Admisntración) a los cacareados proyectos bilingües. Creo que los juegos físicos son una buena forma de enseñar el idioma.

Un psicólogo americano, James Asher reflexiona sobre la forma en la que los niños aprenden su lengua materna. La comunicación entre padres e hijos combina aspectos físicos y no verbales. El niño responde físicamente a los mensajes de sus padres, que refuerzan estas respuestas de forma positiva. Durante meses el niño absorbe el lenguaje sin ser capaz de hablar. Durante este periodo se están interiorizando las estructuras del lenguaje. Después de este estadio el niño es capaz de reproducir la lengua de forma espontánea. La Respuesta Física Total tratar de imitar este proceso dentro del aula.

Este es un enlace a la página web que defiende este enfoque


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal